tesorosmarinos.com.

tesorosmarinos.com.

Cómo manejar corrientes submarinas

Introducción

El buceo es una actividad fascinante que nos permite explotar los fondos marinos y conocer los secretos que hay allí. Pero esta actividad también puede resultar peligrosa si no se toman las medidas de precaución necesarias, sobre todo cuando nos enfrentamos a las corrientes submarinas.

¿Qué son las corrientes submarinas?

Las corrientes submarinas son flujos de agua que se desplazan de forma constante en el fondo del mar. Pueden ser superficiales o profundas y su velocidad puede variar de forma considerable. Estas corrientes son producidas por factores como el viento, la rotación terrestre, la salinidad y la temperatura del agua.

Tipos de corrientes submarinas

Corrientes de marea

Estas corrientes son causadas por la subida y bajada de las mareas. Cuando la marea aumenta, el agua se mueve hacia la costa, creando una corriente de marea entrante. Cuando la marea disminuye, el agua se mueve en dirección opuesta, creando una corriente de marea saliente.

Corrientes de oleaje

Las corrientes de oleaje son producidas por las olas y suelen estar cerca de la costa. La energía de las olas se transfiere al agua creando una corriente que se mueve perpendicular a la costa.

Corrientes de termohalina

Las corrientes de termohalina se producen debido a las diferencias de temperatura y salinidad del agua. El agua salada y fría es más densa que el agua caliente y menos salada, por lo que el agua más densa se hunde y crea una corriente en la parte inferior del océano.

¿Por qué son peligrosas?

Las corrientes submarinas pueden ser peligrosas para los buceadores ya que su fuerza y velocidad pueden arrastrarlos y alejarlos de su punto de partida. También pueden provocar el agotamiento rápido del buzo, ya que aumentan la resistencia que tenemos que vencer para desplazarnos en el agua.

Antes de bucear

  • Investiga las condiciones del agua antes de sumergirte.
  • Elije un equipo de buceo que te resulte cómodo y seguro.
  • No bucees solo, busca a alguien con experiencia que te acompañe.
  • Comunica tu plan de buceo al responsable del lugar.
  • Presta atención a las señales de alerta y peligro en el agua.

Durante el buceo

  • Mantente en calma y no entres en pánico.
  • Usa una boya de señalización para que el barco de superficie pueda verte.
  • Mantén una velocidad moderada para ahorrar energía y tener mejor control.
  • Mantén una buena flotabilidad para no subir o bajar en la corriente.
  • Comunica con tus compañeros de buceo y hazles saber tus planes.
  • Usa la corriente a tu favor y aprovecha para desplazarte en la dirección que quieres ir.

Conclusión

En conclusión, el buceo es una actividad emocionante, pero que requiere de mucho conocimiento y preparación para disfrutarla con seguridad. Las corrientes submarinas son un factor de riesgo que hay que tener en cuenta antes de sumergirse, pero con estos consejos puedes aprender a manejarlas y aprovecharlas para disfrutar aún más de tu experiencia submarina.