tesorosmarinos.com.

tesorosmarinos.com.

Cómo tasar un tesoro marino

Introducción

El buceo es una actividad fascinante, y cuando se lleva a cabo en el mar, puede ofrecer una vista maravillosa de la vida marina y un sinfín de bellezas submarinas. Pero también puede proporcionar tesoros valiosos como monedas antiguas, barcos naufragados y otros objetos que han estado sumergidos durante siglos. No obstante, para sacar el máximo provecho económico de esos hallazgos, debemos saber cómo tasarlos correctamente.

Cómo identificar un tesoro marino

Antes de comenzar a valorar el tesoro, es importante aprender a identificar lo que es y no es un tesoro. Lo más preciado son las monedas de oro y plata, ya que su valor es intrínseco, independientemente de su antigüedad. También son preciosos los objetos históricos, como reliquias antiguas y artilugios de uso de los antiguos marineros. Lo que no vale tanto son los objetos producidos en masa, como loza y vasijas de cerámica, salvo que se trate de un objeto raro o de valor histórico.

Cómo tasar el tesoro marino

Comienzo del proceso de tasación

El primer paso en la valoración del tesoro es documentar su procedencia. Asegúrese de tener una descripción detallada de los objetos hallados, incluyendo la fecha y la hora de su descubrimiento, la posición exacta en la que fue encontrado, las condiciones de su hallazgo, y cualquier otro detalle relevante.

Evaluar la antigüedad y la rareza de los objetos

Una vez se ha documentado todo, el siguiente paso es evaluar la antigüedad y la rareza de los objetos encontrados, consultando con expertos en arte y en historia. El precio del tesoro aumenta en función de la antigüedad de los objetos y su rareza, así que es importante tener una descripción minuciosa de los objetos y de su historia para conseguir una precisión adecuada en la tasación.

Estado de conservación

La conservación de los objetos es fundamental a la hora de tasarlos. Normalmente, los objetos sin defectos y bien conservados tienen un mayor valor económico. Por lo tanto, una evaluación del estado de conservación debe incluir una inspección minuciosa de los objetos y su documentación fotográfica para documentar cualquier daño o reparación realizada.

Investigación sobre su procedencia

La investigación sobre la procedencia de los objetos es importante para conocer la historia de estos, desde qué barco o conjunto de objetos provienen y por qué estaban en el mar en primer lugar. Un objeto puede ser del siglo XVII, pero si proviene de una nave desconocida o de un naufragio sin información histórica, pierde parte de su valor económico. Por lo tanto, una investigación minuciosa sobre la procedencia, junto con los expertos en arte y en historia, es una parte esencial del proceso de tasación.

Consulta con subastadores de arte y coleccionistas

Consultar con subastadores de arte y coleccionistas para conocer los precios de venta de tesoros similares a los que se han encontrado, es esencial en el proceso de tasación. Los subastadores de arte y los coleccionistas pueden tener un conocimiento detallado de la historia y antigüedad del objeto y su potencial en el mercado de subastas. Además, incluso pueden tener ofertas de compradores dispuestos a gastar grandes sumas de dinero en un tesoro submarino.

Conclusión

En resumen, tasar un tesoro marino no es una tarea fácil. Se debe documentar minuciosamente su procedencia, evaluar su antigüedad, rareza y su estado de conservación, realizar una investigación detallada sobre su historia, y consultar con expertos en arte, historia, subastadores y coleccionistas para llegar a un precio adecuado. Solo de esta forma se podrá vender un tesoro marino al valor real y justo que merece.